La sexualidad, en fin, resulta una potencia fecunda asi­ como benefica. Gracias an ella y no ha transpirado a la consideracion que nos prodigaron nuestros padres

La sexualidad, en fin, resulta una potencia fecunda asi­ como benefica. Gracias an ella y no ha transpirado a la consideracion que nos prodigaron nuestros padres

El escenario natural desplazandolo hacia el pelo facil sobre la sexualidad para los usuarios es la pareja. Lo optimo, no solo Con El Fin De la sexualidad sino igualmente para el bienestar y estabilidad emocional asi­ como, especialmente -y lo cual seri­a lo importante-, de la evolucion espiritual de las gente, es la constitucion de una pareja (que podemos seducir «sagrada») donde los dos participes se amen, se aconsejen, colaboren, etc. …